Ingiustizia (poema)

Mi vedrai inginocchiata di fronte a te,

scusandomi per i miei errori e piangendo per la tua partenza.

Tu giocavi con il mio cuore tutto il tempo.

 

Non voglio mangiare perché

tu eri il passaggio perfetto nella mia vita,

tu eri perfetto in tutti gli aspetti e

la tua belleza era una cosa unica.

 

Tu eri il messaggero della propria verità,

e questo significava che mi porterai gioia e tranquillità,

adesso,  ritornerai in ginocchio da me,

mentre, io ti ignoro e faccio uno scherzo della tua tristezza.

Ieri, il mio giorno era molto bello, quando ascoltava la tua voce.

 

La tua giustizia era sempre per te e non per me.

Mis palabras, mis hijas (poema)

Mis hijas serán las palabras que algún día alguien leerá de un algún libro,
que encontraron en un lugar lejano,
del cual no me quiero acordar.

Mi cuerpo estára rodeado de ángeles y demonios,
que se acordarán de mí.

Debatiendo mi destino,
si llevarme al cielo al infierno.

Por tener el alma llena de palabras o por tener el cuerpo lleno de tantas marcas,
donde no se diferencia mi cuál es mi piel o cuál es mi alma.

El karma (poema)

Karma,
karma,
querido karma.

Gracias por recordarme que cada cosa que haga en este mundo se paga,
lo bueno y lo malo.

Por demostrarme tantas cosas a lo largo de mi vida,
sino fuera por ti créeme que no fuera lo que soy ahora.

Por mostrarme mis errores y virtudes,
y por dejarme conocer a algunas personas en circunstancias que jamás pensé vivir.

Sigueme enseñando esas lecciones de vida,
espero aprenderlas pronto,
ya que estoy cansada de fallarle,
a mi familia y a mis amigos.

Cada error cometido al poco tiempo se convierte en una experiencia maravillosa,
como dirían por ahí por algo pasan las cosas.

Karma,
karma,
karma,
¿dónde estás que no te veo?,
¿estarás siguiéndome o te estaré seguiendo yo a tí?.

Gracias karma por hacer de mí la persona que actualmente soy.

La fonética (ensayo)

Dentro de la lingüística se encuentra la fonética, ella estudia los sonidos que articulan los seres humanos para poder comunicar lo que sienten y lo que piensan acerca del mundo que los rodea. Dentro de la extensa rama de la fonética existe la fonética articulatoria que explica el modo como el emisor produce los sonidos, la forma como utiliza los órganos fonatorios al tratar de pronunciar un determinado fono o fonema para la correcta articulación de las palabras, el lugar donde sale el sonido al momento de pronunciarlas, entre otros. En este ensayo quiero enfocarme en la fonética articulatoria y la manera como ella puede ayudar a los fonetistas junto con los foniatras a las tartamudos, para que puedan gesticular sus órganos fonatorios de mejor manera para así ayudarles a pronunciar los fonemas con mayor fluidez y más seguridad al hablar.

La tartamudez consiste en un trastorno del habla que sufren algunas personas cuando intentan pronunciar determinada palabra, este tipo de personas la mayoría de veces se quedan repitiendo sucesivamente el primer fono de una fonema por la inseguridad que tienen al expresar lo que quieren decir, está enfermedad si se corrige a tiempo (en edades comprendidas entre los tres y seis años aproximadamente) puede eliminarse de la persona y no es que después no se logre ese resultado sino que será más difícil acostumbrase a una pronunciación, ya que la manera como se articula determinado sonido hace parte de su vida, aunque este problema pueda acarrear problemas para su vida en el plano social, académico, psicológico entre otros, porque no será igual que los demás sino diferente por esa condición la cual padece. Algunas veces tiene que ver con la forma como la persona utiliza determinado órgano fonatorio (este órgano no posee ningún tipo de anomalía) solo es la manera como pronuncia una palabra u otra, los fonetistas ayudan a los foniatras a que las personas corrijan sus problemas articulatorios ayudando así a mejorar su estilo de vida.

La mayoría de los niños más no todos entre edades comprendidas entre tres y seis años pasan por una tartamudez fisiológica porque no saben pronunciar determinada palabra por miedo o por simple costumbre se quedan repitiendo constantemente un fono y depende de la manera como lo padres enfrenten el problema, si refuerzan esa conducta humillante hacia sus hijos perdurará el tartamudeo o si los corrigen de forma amable y el tartamudeo desaparece y forma parte de su crecimiento en la adquisición de la lengua materna.

Los padres de los tartamudos influyen mucho en la recuperación y tratamiento de la enfermedad junto con los especialistas, porque dependen de ellos al principio al detectar ese problema hacer algo para que sus hijos puedan mejorar esa dificultad articulatoria y por otro lado darles seguridad a ellos de que lo están haciendo bien y puedan culminar su tratamiento con totalidad fluidez como si nunca lo hubieran padecido o por lo menos que no queden rastros de este problema en conversaciones diarias de manera consciente. Los fonetistas y foniatras hacen un gran trabajo al disponer y ayudar a los tartamudos ya que ellos poseen cierto conocimiento de la pronunciación de los fonos o fonemas dependiendo del contexto.

Para mí es importante la fonética, los fonéticos y los foniatras, porque proporcionan ayuda a aquellas personas con problemas articulatorios para que puedan desempeñarse de manera más fluida a la hora de expresar sus ideas, este tipo de especialistas emplean técnicas de repetición con diferentes movimientos y posiciones de la lengua, para que el sonido que salga de la cavidad bucal o nasal esté pronunciada de manera correcta y sin tanta inseguridad a la hora de producir determinado fono o fonema.

Existir y vivir en este país; realmente ¿qué significa? (poema)

¿Es solo pertenecer a algún ente?
Por ejemplo: pertenecer a esta sociedad o a un grupo de personas,
que se sienten dueños de su vida y algunas veces no.

Existir o no existir ahí está el detalle.
Existimos nosotros los que no llevamos ropa de diseñador o vivimos en lugares.
En que la sociedad rechaza, o somos ratas que los políticos usan
para manipular en sus campañas.

¿Somos personas que no existen, que no sufren y que no lloran?

Acaso no merecemos el mismo respeto y los mismos derechos,
que las personas privilegiadas por generaciones han tenido.

O seguiremos siendo esa minoría,
ese pueblo retraído e iluso.

Tenemos que despertar de los laureles y hacer escuchar nuestra voz.

Estamos cansados de que se vaya la luz y el agua,
cansados de tanta inseguridad en el país,
de tanto secuestros,
de tanta zozobra en la calle,
de tantos niños desamparados sin padres,
de tanta gente pobre en la calle,
siendo un país petrolero y rico en recursos naturales.

Rico de gente tan maravillosa y única en el mundo,
donde se comen hallacas en navidad,
donde el pabellón es el plato típico,
donde el Araguaney es nuestro árbol nacional y el Turpial es nuestro ave nacional,
donde se fabrican chinchorros,
alpargatas,
cuatros y maracas,
donde se encuentra el salto más alto del mundo,
las playas más bellas del Caribe,
donde se encuentran las mujeres más bellas y los hombres más excentricos del Sur del continente,
y los picos más hermosos,
que se observan desde la ciudad de Mérida.

Aprendamos a ser más venezolanos,
y que se refleje nuestro gentilicio en la piel.

El número dos (poema)

Dos es el número de lunares que cubren tu blanca piel.

Dos es el número que nos une.

Dos es el número de personas que se necesitan para hacer el amor.

Dos es el principio y el fin de todo lo que nos rodea en el universo.

Dos es todo y no es nada.

Dos es el número de árboles que cubren mi casa del temible sol de la tarde.

Dos es el número de manos que se necesitan para dirigir la orquesta de mi vida.

Dos es el número de horas que puedo verte al día.

Dos es la fecha de tu cumpleaños y de la sentencia de mi muerte.

Dos es el número multiplicado de mi soledad.

Dos es el número de protuberancias que cubren mi pecho,
cada vez que las tocas las haces tuyas,
tu lengua es el principal protagonista de esta danza que realizan nuestros cuerpos.

El último viaje (cuento)

Era un día lluvioso en la pequeña ciudad donde nací, cuando Rebecca se dispuso a meter la ropa a la lavadora, al meterla se percató de que la camisa azul de cuadros de Antonio se había quedado junto a su ropa, al sentir su olor recordó el aroma de su amado y al pasar sus manos sobre la camisa no pudo evitar acordarse de la piel desnuda de Rafa, en ese momento le dio unas ganas inmensas de hacer el amor, pero como él estaba de viaje, era imposible cumplir su deseo.

Extendió la camisa de él encima de su cama y poco a poco comenzó a quitarse su ropa y se coloco una más sexy, buscó desesperadamente en su computadora vídeos de sus encuentros sexuales.

Se sentó en su cama y pasó la camisa de Antonio por todo su cuerpo, imaginando que eran sus manos, esas manos que jugaban furtivamente con su cuerpo, después colocó los vídeos donde él la complacía, donde alaba su cabello, la mordía y la asotaba con su látigo.

Aunque aquella tarde ella pudo tocarse libremente, imaginando cada una de las cosas que él le hizo a Rebecca a través de esos vídeos, esa camisa jamás pudo emular el vacío que dejaba la partida de Antonio.

Y aunque Antonio era todo para ella, se terminó conformando con aquella camisa que dejo él, ya que el viaje que realizo Antonio fue el último que haría en su vida ya que el avión donde viajaba él, colapsó, Rebecca quedó devastada y hasta un poco loca, pasando días enteros con la camisa de Antonio como vestimenta, encerrada en su apartamento sin contacto humano.

Miradas perdidas (poema)

Quiero que tu mirada me desnude por dentro,
para que puedas ver mi alma a través de tus ojos cargados de fuego.

Fuego ardiente de tu piel y de tu cabello rojizo que alguna vez me cautivó.

Seguramente si te llegara a ver en el futuro me preguntaría:
¿qué carajos te vi?,
¿que carajos vi en esa mirada perdida y triste?,
¿qué carajos vi en tus ojos?.

Los cuales perdieron la esperanza,
la esperanza de ser un hombre feliz y demostrar lo que realmente eres.

Sin esperar la aprobación de la sociedad.

Y si alguna vez te vuelvo a ver,
creo que te ignoraría.

Ignoraría lo que alguna vez significaste para mí.

Dentro de tu alma (poema)

Quiero tocar tu alma y sentirla,
vivirla en cada instante como si fuera mía.

Quiero que tu cuerpo recorra toda mi alma en un segundo.

Quiero arropar tu cuerpo con el mío,
sentir y escuchar los latidos de tu corazón.

Y que mis pechos sean tu refugio,
sentirte desde adentro ese es mi gran anhelo.

Esos cuerpos (poema)

Nuestros cuerpos se acercan para encontrarse y convertirse en uno solo,
creando la más bella melodía que nuestras almas oído jamás.

Amo la manera como me tocas,
como juegas intrépidamente con mi cuerpo.

Ójala y me pudieras ser tuya mil veces más,
esperando que nunca te canses de mis besos.

Contemplar tu espalda llena de pecas,
marcas que el Sol dejo en tí.

Así como tu al tocarme dejaste huellas en mí.

Aquel labio inferior que tanto me fascina morder y saborear,
esa mirada tímida después de hacer, el amor que quisiera contemplar eternamente.