La neurolinguística y su relación con los diferentes tipos de afasias (ensayo)

La neurolingüística estudia los mecanismos del cerebro humano que posibilitan la comprensión, producción y conocimiento del lenguaje, ya sea hablado, escrito, con signos o con señas. Históricamente, el término lingüística se ha asociado a menudo con el estudio de las afasias, el estudio de las carencias lingüísticas causadas por formas especificas de daño cerebral.

Gracias a la lingüística que se dividió en varias ramas surge la Neurolingüística que también se asocia a la afasiología, que junto a esta última se ha ampliado notablemente por la disponibilidad de nuevas tecnologías. La Neurolingüística se relaciona íntimamente con la Psicolingüística y la Neuropsicolingüística. Estos ámbitos del conocimiento tratan de estudiar los mecanismos cognitivos y neurocognitivos del lenguaje.

La lingüística comprendida como la ciencia que se encarga de estudiar la lengua, el habla, los procesos tanto psíquicos, físicos y fisiológicos y todas las evidencias de la misma, encontramos en ella la Neurolingüística nacida en el siglo XIX, gracias a grandes neurólogos como Broca y Wernicke, quienes son los principales pioneros de la Neurolingüística que hasta la actualidad sigue estando en su proceso de desarrollo y expansión.

La Neurolingüística hace parte de la lingüística y se asocia a la afasiología que junto a ella se ha ampliado notablemente por la disponibilidad de nuevas tecnologías. Ella se relaciona íntimamente con la psicolingüística y con la neuropsicolingüística, estos ámbitos del conocimiento tratan de estudiar los mecanismos cognoscitivos y neurocognitivos del lenguaje.

La Neurolingüística es una ciencia que se encarga de estudiar la estructura y la manera como el cerebro hace posible el lenguaje y de cómo los pacientes afásicos se valen del lenguaje para la transmisión y percepción de la información, junto con las dificultades que presentan al comunicarse las personas que han sufrido lesiones cerebrales debido a una hemorragia o a un traumatismo, afectando la totalidad o parte de sus recursos lingüísticos.

El comienzo de la Neurolingüística se dio a finales del siglo XIX con estudios realizados por neurólogos en pacientes afásicos, quienes intentaron localizar dónde se encontraba el lenguaje en el cerebro. Además ésta se dedica si no al estudio de los aspectos fonéticos, morfológicos, gramaticales y sintácticos sino

Entre los principales neurólogos que estudiaron los problemas de afasia se encuentra Paúl Broca (Medico Neuroanatomista, Frances) que estudió a los pacientes afásicos como personas ineficientes al momento de comunicarse, él permitió que se descubriera el centro del habla (área de Broca) Esta área permite la codificación del habla y producción del lenguaje; tal vez regula aspectos de sintaxis, y se encuentra en el hemisferio izquierdo.

Broca perteneció a la escuela localizacionista quien observó que una parte del hemisferio izquierdo era responsable del lenguaje. Él fue el primero en mostrar a la Sociedad Antropológica de Paris, en el año 1861, un cerebro con una lesión en la que se identificaba un daño severo en el lenguaje verbal expresivo.

También es resaltante la contribución de Karl Wernicke, neurólogo y psiquiatra alemán conocido por sus estudios sobre la afasia. Él creó el área de Wernicke que tiene que ver con la comprensión del habla y ella también se encuentra en el hemisferio izquierdo.

Los neurolingüistas participan junto con los psicolingüistas, porque ellos estudian los procesos en los individuos normales, los neuropsicólogos estudian el trastorno de las capacidades cognitivas como consecuencia de una lesión cerebral, los científicos cognitivos se centran en el estudio del pensamiento y las teorías que permiten el funcionamiento del lenguaje y los patólogos del habla son los encargados de aplicar terapias a las personas que sufren problemas con el lenguaje.

Los estudios de la Neurolingüística se centran en el cerebro, donde se encuentran millones de neuronas, consta de dos hemisferios: el derecho y el izquierdo. Dichos hemisferios se dividen por la cisura longitudinal y se unen por el cuerpo calloso formado por millones de fibras nerviosas que recorren todo el cerebro. El hemisferio izquierdo, es la parte más compleja del cerebro, es el encargado de procesar las habilidades y uso del lenguaje que cada individuo posee.

Además el hemisferio izquierdo tiene otras funciones como capacidad de análisis, capacidad de hacer razonamientos lógicos, abstracciones, resolver problemas numéricos, aprender información teórica y hacer deducciones. Por otra parte, en el hemisferio derecho se encuentra la percepción, las emociones, la intuición, reconocimiento de rostros, voces, olores y melodías. Es en esta parte del cerebro donde pensamos y recordamos imágenes.

Diversos estudios han demostrado que las personas en las que su hemisferio dominante es el derecho estudian, piensan, recuerdan y aprenden imágenes, como si se tratara de una película sin sonido. Estas personas son muy creativas y tienen muy desarrollada la imaginación.

El término de afasia se trata, según la definición de Trousseau, de un estudio patológico que consiste en la pérdida completa o incompleta de la facultad de la palabra, con conservación de la inteligencia y de la integridad de los órganos de la fonación.

Siendo el lenguaje un sistema compuesto de signos, que se inicia y se culmina en el cerebro, es sencillo y lógico deducir que los daños cerebrales afectan terriblemente el desarrollo y calidad de vida del paciente que sufra de afasia o trastorno producido por un traumatismo u otra causa de impacto cerebral que afecta directamente el lenguaje y la capacidad de expresión del individuo.

La afasia se puede encontrar en el córtex cerebral y está produce un trastorno en personas que han sufrido lesiones cerebrales debido a un accidente cerebrovascular, un golpe en el cráneo o una infección en el cerebro, después de la adquisición del lenguaje. Esta palabra afasia procede del griego, formada por el prefijo a- (ausencia) y phasia (palabra) Se podría decir que es la falta de la correcta utilización de las palabras, omiten o sustituyen unas por otras. Las alteraciones en el lenguaje verbal tanto en lo expresivo como en lo comprensivo y en el lenguaje grafico como en la escritura y en la lectura se originan en personas que sufren de algún tipo de afasia.

La aparición de la afasia es, por lo general, brusca y es la consecuencia de un accidente cerebrovascular o de un traumatismo craneano. Según su severidad, se le determina una graduación que va de cero a cinco, donde cero corresponde a un estado grave -en donde el afásico no puede hablar ni comprender lo que se dice- y cinco a un estado en que el paciente tiene mínimos deterioros observables en el habla, pudiendo presentar dificultades subjetivas no evidentes para el interlocutor.

Los diferentes tipos de afasia vienen dados por el daño de ciertas partes específicas del hemisferio izquierdo afectando no solo el lenguaje como expresión oral, sino también la recepción, interpretación, expresión escrita, lectura, repetición, aprendizaje, e incluso daños motores en los miembros superiores. Existen diferentes tipos de afasia y se clasifican en dos ramas: las corticales y las transcorticales. Las afasias corticales (la de Broca, la de Wernicke, la global y la de conducción) y las afasias transcorticales (motora, sensorial y mixta)

La afasia de Broca se produce en la pare baja del lóbulo frontal izquierdo del cerebro. A las personas que sufren de afasia de Broca se les hace mucho más fácil la comprensión que la manera de expresarse o comunicarse; se podría también decir que sufren una especie de tartamudeo al no completar correctamente lo que quieren decir, comprender lo que dicen pero no tienen fluidez, omiten de su lenguaje la conjunción y, y los artículos el, la, los, las, por ejemplo: chico ir tienda en vez de el chico ha ido a la tienda, como se puede observar se omiten los artículos y se sustituye el tiempo Presente Perfecto de Indicativo de la tercera persona del singular por Infinitivo.

La afasia de Wernicke ocasiona daños en la región temporal posterior izquierda del cerebro. Es todo lo contrario a la afasia de Broca, porque el individuo tiene más fluidez a la hora de expresarse pero no posee la capacidad de comprensión de lo que dice, ya que es en esta área donde se encuentra la comprensión y recepción del habla. Un ejemplo de este tipo de trastorno es el siguiente:

La chapata en el fisú, los… los muslotes que sodoman… ¡Ay! ¡Qué daño! ¡Cómo… eeh… el taburico del emofor… yo medé… yo me da… yo lo intimé en la pielusa… ¿no? ¿Cómo, ya?

La Afasia Global se produce por la interrupción temporal del riego sanguíneo en la arteria cerebral media, involucra a la Afasia de Broca y la Afasia de Wernicke, en el cerebro se produce una lesión muy grave que no permite ni la comprensión ni la producción del lenguaje debido a la interrupción temporal del riego sanguíneo.

La primera reacción de un paciente que presente Afasia Global refleja un mutismo total, luego aparecen ciertas frases estereotipadas monosílabas en una secuencia repetitiva dotada con entonaciones y énfasis variables, por ejemplo: “pa, pa, pa, pa” También existe evidencia de que en la mayoría de los casos es recuperable la comprensión antes que la pronunciación de palabras completas, siendo esta incluso, en algunos casos, irrecuperable.

La Afasia de Conducción se produce por una lesión en el fascículo arqueado que une el Área de Broca con la Wernicke, las personas que poseen este tipo de trastorno tienen la incapacidad para repetir palabras, en la comprensión lectora y el lenguaje se conserva, es decir no hay ningún tipo de alteración y en la escritura ellos sustituyen las palabras unas por otras. A pesar de que en cada paciente las manifestaciones son variables y son comúnmente observadas, la sustitución de palabras bisílabas que presentan las mismas vocales al momento de escribirlas: “tapa” por “capa”

Entre las afasias transcorticales encontramos en primer lugar la Afasia Transcortical Motora que aparece por lesiones en la materia blanca, principalmente se ve afectada el habla espontánea que suele ser dificultosa y no se puede entablar un lenguaje proporcional, en algunos casos el paciente se intenta ayudar con gestos como ejemplo: golpear una mesa; aunque el habla espontánea se ve afectada la repetición, la lectura y la comprensión auditiva son muy buenas e incluso son capaces de aprender frases largas y hasta oraciones religiosas y la escritura siempre se encuentra alterada.

La afasia transcortical sensorial se presenta da por el aislamiento del Área de Wernicke del resto del cerebro y los síntomas esenciales son: lenguaje espontáneo fluido, a menudo con muchas sustituciones y circunloquios; comprensión muy alterada y, en contraste, una buena repetición, los pacientes pueden repetir las palabras y frases (“señale a la puerta”) que sin embargo no pueden comprender. La comprensión auditiva está muy alterada, sobre todo para palabras aisladas. Un patrón de conducta que se puede observar en estos casos es que pueden repetir bien la palabra pero con perdida total de la comprensión de su significado en cuanto a la lectura y escritura están alteradas, la lectura en voz alta puede ser relativamente buena presentando problemas con la comprensión.

La afasia transcortical mixta, presenta alteraciones en la fluidez del lenguaje, la repetición también es buena pero como rasgo resaltante aparece la actitud del paciente que suele estar callado hasta que alguien le habla, el arranque de oraciones suele ser truncado, y el uso de muletillas es excesivo y es llamada Mixta por ser una combinación entre los síntomas de la Afasia Transcortical Sensorial y Motora.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s